Autoclaves y esterilizadores

Descripción

Proceso de eliminación completa de toda forma de vida microbiana. Puede conseguirse a través de métodos químicos, físicos y gaseosos.

Vapor saturado a presión: Autoclave. Es el método más efectivo y de menor costo para esterilizar la mayoría de los objetos de uso hospitalario. Estos equipos necesitan especial cuidado en sus fallas ya que deben mantener una presión y calor específico para el ciclo de esterilización. Las fallas más comunes son: perdidas por el retén de puerta, resistencias quemadas, válvulas tapadas o celenoides quemadas. Mantención recomendada cada 1 año.

Calor seco: Pupinel. Este sistema elimina microorganismos por coagulación de las proteínas de éstos. Su efectividad depende de la difusión del calor, la cantidad de calor disponible, y los niveles de pérdida de calor. Las fallas más comunes en estos equipos son de origen electrónico, resistencias quemadas o mal cierre en la puerta. Mantención recomendada cada 1 año.

Somos una empresa de amplia trayectoria especializada en el área de servicio integral a clínicas dentales, creada para sastifacer la necesidad de una atención personalizada e independiente donde el profesional pueda ser asistido en toda gama de equipos, sin importas marcas, modelos o procedencia.

Equipos tanto de antigua gama como de nueva generacion, como Belmont, Chase Virginia, Siemens, Ritec; así como las series Gnatus, Kavo, Olsen, Denimed.